Charlas de familia

La familia es el núcleo primigenio: allí es donde comenzamos a formarnos y establecemos las primeras relaciones, aprendiendo a interactuar con los demás según los modelos adquiridos. Y justamente por eso es muy importante poder establecer una buena comunicación. Charlas de familia La comunicación es una valiosa herramienta que permite conocer el sentir de nuestros hijos para, de esta manera, saber como actuar y guiarlo; sin embargo tristemente hoy vemos que ese componente está muy limitando por lo que es imprescindible que aprendamos a comunicarnos con ellos para así poder expresarles realmente lo que queremos decir y a la vez, podamos escuchar lo que sienten y quieren transmitirnos.

Aunque no exista una “regla general” de pasos a seguir para mejorar la comunicación familiar, hay algunas pistas que les podemos acercar para mejorar Ia comunicación en casa:

• Escuchar activamente cada una de las peticiones de nuestros hijos: si no podemos atenderlos en ese momento, hay que hacerles sentir que no menospreciamos su necesidad de comunicación, agradeciendo su paciencia y espera.
• Evitar utilizar respuestas de forma sistemática, para que no piensen que siempre “les damos sermones”.
• Al hacer una observación, buscar que siempre sea de forma positiva.
• Recordar que “todo lo que se dice, debe cumplirse”.
• Empatizar: aprender a ponernos en el lugar del otro.
• Dar mensajes consistentes y no contradictorios.
• Escuchar con atención e interés.
• Crear un clima emocional que facilite la comunicación.
• Pedir el parecer y la opinión a los demás.
• Expresar y compartir sentimientos.
• Ser claros a la hora de pedir algo.
• Mejorar la comunicación requiere estar dispuestos a cambiar hábitos que ya tenernos muy incorporados, por eso habrá que armarse de ganas… y paciencia.