Pasteles de pescado fresquitos para los peques

Con el calor nada más que apetece comer cosas frescas y cuando hay niños en casa la cosa se complica algo más, sobre todo si son algo “especiales” a la hora de comer. Por eso vamos a dar dos recetas de pescado riquísimas para que toda la familia coma de manera saludable y apetecible durante el verano. Toma nota.

Pastel de salmón

Aunque esta receta es ideal para cualquier época del año, el verano es perfecta ya que se toma frío, se hace de manera muy rápida y no necesita ni siquiera horno. Además al no contar con espinas y tener una suave textura, los más pequeños de la casa lo pueden comer sin ningún tipo de problema.

Ingredientes necesarios:

-500 gramos de salmón fresco
-200 gramos de langostinos
-1 diente de ajo
-2 huevos
-200 ml de nata líquida para montar
-6 láminas de gelatina neutra
-3 cucharadas de aceite de oliva
-Sal y pimienta negra

Para adornar: langostinos y mayonesa.

Elaboración
Se ponen las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten y se reservan. Se pica el ajo y se dora en una sartén con aceite. Se incorpora el salmón en trozos, sin espinas y sin piel, así como los langostinos pelados y se cocina.

En un cuenco se ponen los langostinos, el salmón, la nata, los huevos, las hojas de gelatina ben escurridas y un poco de pimienta y sal. Se tritura todo y el resultado se echa en un molde, con la precaución de que si no es de silicona habrá que poner un poco de papel vegetal para poder desmoldar después bien. Se cubre con papel film y se guarda en el frigorífico un par de horas como mínimo.

A la hora de servir se puede adornar con un poco de mayonesa, unos tomates tipo cherry y unos langostinos.

Pastel de pescado

Esta receta se puede preparar con antelación y es otra manera excelente de que los niños coman pescado sin protestar.

Ingredientes:

-600 gramos de merluza en filetes
-200 gramos de gambas peladas
-2 huevos enteros
-5 yemas de huevo
-40 gramos de mantequilla
-1/2 litro de leche
-1 vaso de nata líquida
-1 limón
-3 cucharadas de harina
-2 cucharaditas de salsa de tomate
-Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación

En primer lugar se pica la merluza hasta convertirla en puré y después de hace la bechamel. Para ello hay que mezclar la harina, la mantequilla y la leche y cocer a fuego lento sin dejar de remover hasta lograr una salsa bien cremosa. Después se pone la pimienta, la sal y la nuez moscada.

Se baten los dos huevos y se añade el puré de pescado así como las gambas cortadas en trozos pequeños para mezclar todo muy bien. Se echa sobre la mezcla la mitad de la bechamel.

En un monte previamente untado con mantequilla, se coloca el pescado con la salsa y se calienta al horno durante unos minutos a 200ºC y cuando ya esté caliente, se pone el molde al baño María en el horno y se baja la temperatura a 180ºC para dejar cocer durante una hora y cuarto más.

Para saber si ya está preparada la receta, puedes pinchar el pescado con un cuchillo y si cuando lo sacas está limpio, el plato estará listo, momento en el que tienes que proceder a desmoldarlo y añadir la nata líquida al resto de la bechamel. Para darle un poco de color, añade la salsa de tomate.