Niños y chocolate

No solo a los niños les resulta difícil resistirse al chocolate. Y es que a prácticamente todo el mundo le gusta este alimento, quizás porque no hay nada más placentero que tomarse un helado, una galleta o una simple onza de chocolate.

Y el amor por el mismo no es exclusividad de la sociedad en la que hoy vivimos, ya que hace aproximadamente dos mil años, los mismos mayas crearon una bebida preparada a base de las semillas de cacao machacadas, y el chocolate era conocido como “el alimento de los dioses”. Sin duda, el chocolate es bueno, pero según los expertos en nutrición, se recomienda consumirlo con moderación y poniendo unos límites especialmente a la hora de poner una dieta a los niños.

Los beneficios del chocolate para los niños

El chocolate es energético y nutritivo. Cuenta con nutrientes como el fosfato, proteínas, calcio (excelente para los dientes y los huesos de los niños), y otros minerales que son esenciales para el correcto crecimiento de los niños. Además tiene sustancias naturales como por ejemplo los flavonoides, que protegen al organismo frente a ciertas enfermedades cardiovasculares, gracias a sus efectos antioxidantes.

Durante mucho tiempo, este alimento ha sido acusado de provocar adicciones y vicios incontrolables, así como de provocar cefaleas, problemas metabólicos y sobrepeso, y especialmente de aumentar las caries de los niños. Pero las investigaciones han demostrado que el chocolate es una rica fuente de salud, ya que fortalece la energía que el niño usa a la hora de jugar, de saltar, de correr y de estudiar.

Aunque s tu hijo desea comer algo que tenga chocolate hay que considerar ciertas situaciones como por ejemplo que tenga sobrepeso, que sea alérgico a cualquiera de sus componentes o que padezca diabetes. En estos casos, su consumo deberá estar dirigido por el pediatra del pequeño, ya que en algunas ocasiones habrá que restringirlo y en otras prohibirlo.

En cualquier caso aunque el niño no se encuentra en estas situaciones, su consumo debe estar siempre limitado, ya que si consume cantidades exageradas de chocolate, puede sufrir una intoxicación que se traducirá en náuseas, diarrea y vómitos. Llegada esta situación, este alimento debe ser suspendido hasta que desaparezcan los síntomas, hidratando al pequeños con mucho líquido.

¿Cuándo pueden tomar chocolate los niños?

Se recomienda el consumo de chocolate en los niños a media mañana o a la hora de merendar, ya que al tratarse de un alimento muy calórico y energético, no conviene que se mezcle o se añada a una comida principal. La cantidad indicada para un niño sano de entre uno y cinco años de edad, es de 50 gramos al día como máximo.

Los niños que padezcan diabetes deberán restringir su consumo y siempre hacerlo con moderación, aconsejándose solo el consumo de chocolate puro ya que contiene menos azúcares y grasas que otros preparados. Los niños que tengan intolerancia a la lactosa, pueden tomar chocolate puro que no contenga leche.

La popular sensación de satisfacción que provoca el chocolate, es la misma en los adultos que en los niños y la razón se debe a que al ingerirlo, aumenta la producción de la feniletilamina, responsable de esa sensación de bienestar.