Piscinas naturales para ir con niños

Verano es igual a baños para los peques de la casa, y les da lo mismo que sea en la playa, en la piscina o en una charca, ya que cualquier sitio es bueno siempre y cuando se puedan dar un chapuzón y refrescarse. A continuación te mostramos algunas de las mejores piscinas naturales de España para que puedas pasar un día fresquito en familia.

El Caletón en Tenerife

Conocida como el Caletón de Garachico por el municipio en el que está ubicada, esta piscina tiene una bonita forma gracias a la lava solidificada en el año 1706, al entrar en erupción el volcán conocido como Trevejo. Su agua es totalmente cristalina.

Las Chorreras en Cuenca

Conocidas también como las chorreras de Enguídanos, estas piscinas son un bonito paisaje repleto de saltos de agua, de cascadas y de pozas con un agua color esmeralda. Se puede llegar hasta ellas por la residencia abandonada de la central hidroeléctrica.

Las Presillas en Rascafría, Madrid

En el Valle del Paular hay tres piscinas naturales del río Lozoya con grandes zonas verdes donde se puede hacer un picnic así como disfrutar de unas vistas espectaculares ofrecidas por el Pico de Peñalara.

Fuentes de Algar en Alicante

A 15 kilómetros de Benidorm, se encuentra esta zona en la que perderse por sus grutas y contemplar sus manantiales y fuentes, fruto del desgaste que han provocado las rocas calizas de esta zona.

El Charco Azul en El Hierro

Maravillosas piscinas de agua salda y clara alimentadas por las mareas, son las que se encuentran en El Hierro, en Canarias, con unos 30 metros de ancho y de acceso fácil a piel.

Garganta de los infiernos en Cáceres

El Valle del Jerte cuenta con gran cantidad de tesoros escondidos en sus montes, sus pueblos y sus bosques, siendo uno de ellos la reserva natural de la Sierra de Gredos conocida como la Garganta de los Infiernos, un precioso entorno con trece piscinas naturales que se han ido formando por la erosión que el agua ha provocado sobre las orcas de granito, acción que ha creado “pilones”, es decir, unos descensos de agua irregulares por donde los más pequeños pueden deslizarse y disfrutar.

Termas de Ourense

A orillas de Miño existe un circuito termal en plena naturaleza y completamente gratis, que srve para relajar el cuerpo y la mente. En las pozas de Outariz, Muiño da Veiga y Chavasqueira, el agua fluye a temperaturas de más de 60º centígrados y son sulfuradas, bicarbonatadas, de mineralización media y fluoradas, perfectas para realizar en familia una cura antiestrés.

Arenas de San Pedro en Ávila

En la carretera del Hornillo y en pleno cauce del Arenal, río cuyas aguas se encuentran retenidas por unas placas de madera que logran formar dos pozas que se separan por un puente, se encuentran estas piscinas naturales, una con una profundidad de más de dos metros y otra perfecta para los niños, ya que apenas cubre medio metro.