Recuperar la figura después del embarazo

Una de las preocupaciones de las mujeres después del embarazo es recuperar de nuevo su figura. Aunque no se puede conseguir de un día para otro, sí que se puede lograr si se adoptan hábitos sanos como ejercicio y dieta.

Es importante no intentar recuperar cuanto antes la figura tras el embarazo, ya que se pueden llegar a tomar decisiones erróneas en un momento en el que los buenos hábitos son lo más determinante. Y es que conseguirlo es un proceso gradual y lento que debemos tomar con paciencia, aunque tampoco tiene que ser algo que se prolongue demasiado, ya que los primeros meses después del parto, son claves para comenzar a introducir algunas medidas que nos permitan adelgazar. Si quieres saber cómo lograrlo, a continuación te vamos a dar algunos consejos.

Lo que hay que tener en cuenta

Durante el embarazo el cuerpo se va adecuando para la formación de una nueva personita, por eso es normal que las caderas se ensanchen, que aumente el volumen de los senos y que se pierda firmeza en al abdomen.

Una mujer por regla general puede llegar a aumentar entre diez y quince kilos durante esta etapa, lo que no quiere decir que después de dar a luz no pueda recuperar su figura, y aunque no hay fórmulas “mágicas” para conseguirlo, sí que hay muchos métodos sanos.

Comenzar en el embarazo

Caer en exceso o “comer por dos” en el embarazo puede llegar a complicar el proceso de recuperación de la figura. Por eso lo más adecuado es comenzar a cuidar el peso durante la gestación, intentando aumentar solamente lo normal.

No postergarlo

Es verdad que no se puede comenzar una rutina intensiva nada más dar a luz, pero el período de postparto, es decir, el primer trimestre después de haber tenido al bebé, es el momento ideal para adoptar una rutina sana y que esté enfocada a recuperar la figura.

Amamantar

Para combatir el sobrepeso después del embarazo, la lactancia materna es perfecta, ya que en cada dosis que se le ofrece al bebé, la madre aumenta el gasto calórico y pierde hasta medio kilo. De cualquier forma el efecto solo se nota si va apoyado de una dieta balanceada.

Adoptar una dieta equilibrada

La nutrición durante el postparte es tan importante como durante la gestación, por eso la forma más segura de volver a tener el peso adecuado, es seguir un plan variado de alimentación, controlando los azúcares y las grasas. Se recomienda ingerir alimentos frescos como vegetales o frutas en lugar de productos refinados. También es conveniente usar métodos de cocinar alternativos, como a la plancha o al vapor.

Ejercicio físico moderado 

Una mujer después de dar a luz no puede practicar inmediatamente actividades físicas de alto impacto, y aunque el ejercicio está recomendado desde los primeros días después del parto, debe ser moderado y paulatino.