Alimentos que mejoran el humor de los niños

Comer sin duda es un placer que produce sensaciones agradables y momentos muy alegrías, especialmente si se consumen ciertos alimentos. Averigua cuáles son los que hacen más feliz y tu hijo y sírvele una ración doble.

La glucosa

Nutriente que hace sentirse de buen humor, es el alimento preferido del cerebro y ya se sabe, un cerebro bien alimentado proporciona bienestar y calma. Se encuentra en los cereales, que son la fuente principal de glucosa para los niños y un alimento al que seguro no van a hacer ascos. Así que ya sabes, no les niegues un plato de arroz o de pasta ni un buen trozo de pan.

El triptófano

Este nutriente es necesario para el bienestar mental y según estudios realizados en los últimos tiempos, es un aminoácido esencial que el organismo no puede fabricar por si mismo y que por consiguiente debe incluirse en la dieta. El triptófano es utilizado para la fabricación de la serotonina, un neurotransmisor que hace de “mensajero” entre las neuronas y gracias a esa comunicación, resulta mucho más sencillo controlar las emociones, rendir en el colegio, reducir la tensión nerviosa, estar más atentos y en definitiva, sentirse mucho mejor.

Se puede encontrar en las proteínas de algunos alimentos como los pescados, las carnes, los huevos y la leche. Quizás por ello el tradicional remedio de la abuela para poder dormir bien, de tomarse un vaso de leche templada en el momento de irse a la cama, funciona realmente bien.

Alimentos que levantan el ánimo

Entre los alimentos que levantan el ánimo se encuentra la naranja, una fuente extraordinaria de la vitamina del “buen humor” o vitamina C. La lechuga calma y relaja y con sus hojas más claras pueden utilizarse para hacer una rica ensalada, mientras que con las más oscuras se puede preparar un rico puré o una crema ideal para servir a la hora de cenar.

La leche de avena tiene un sabor muy dulce y suave, además de ser rica en azúcares de absorción lenta. Se puede usar para preparar un rico arroz con leche o diferentes batidos de frutas. Por otra parte las judías verdes, son una legumbre muy fácil y tierna de digerir que aporta hidratos de absorción lenta y aminoácidos. Pueden servirse en trozos muy pequeños salteadas en un poco de aceite, en puré o como guarnición de un plato de pescado por ejemplo.

Las patatas sirven para calmar un estómago delicado y suelen ser la hortaliza preferida de los más pequeños de la casa. Pueden servirse en puré, fritas o hervidas. Y si quieres poner una nota de color en las ensaladas de tu hijo, no dudes en añadir un ingrediente muy tierno y dulce: el maíz.

Ten en cuenta que todos los alimentos cuentan con elementos que ayudan a levantar el ánimo, ya sean los minerales y vitaminas de las frutas; los ácidos grasos del pescado o los aminoácidos de las carnes y huevos entre otros muchos, pero lo que hay que conseguir es un equilibrio entre todos para que el bienestar sea constante y no se sufran altibajos en el estado de ánimo.