Ideas para fiestas de cumpleaños

A la hora de organizar una fiesta, los niños son muy colaboradores y participativos, por eso es conveniente aprovechar esa buena disposición para buscar apoyo en ellos y preparar una fiesta con numerosos juegos para que se lo pasen en grande. A continuación te proponemos algunas ideas dependiendo de las edades de los niños.

Fiestas para niños entre cuatro y siete años

A esta edad los niños se encuentran en la mejor edad para celebrar su fiesta de cumpleaños ya que son lo bastante mayores para participar en numerosos juegos y todavía no se han cansado de acudir a todas las fiestas de las que reciben invitaciones a lo largo de todo el año. Además ya pueden participar en los preparativos y ayudar en la decoración de la misma.

Esta edad es perfecta para organizar fiestas temáticas como puede ser una fiesta del “color”, una fiesta del “oso de peluche”, una fiesta de “animales” o un fiesta de “circo y payasos”.

Prepara una lista con todos los juegos que vais a hacer en la fiesta ya que tú serás la animadora y no puedes improvisar. Además seguro que van a acudir niños que apenas conoces, por lo que es recomendable que aprendas cuanto antes sus nombres, y si ves que alguno no quiere jugar, ten paciencia. Si persiste su aislamiento, organiza juegos que faciliten el acercamiento con el resto de los niños, pidiendo a los más retraídos que elijan ellos con quién van a querer formar pareja.

La merienda déjala para cuando ya se encuentren cansados de jugar. Prepara una que sea abundante y sencillas de comer, ya que a esta edad los niños devoran. Termina la fiesta con la piñata.

También podrás celebrar con esta edad una fiesta fuera de tu casa si lo prefieres, existiendo numerosas posibilidades como centros recreativos, zoos, museos, etc. donde podéis acudir. Otra opción es contratar payasos para la celebración en tu casa, de esta manera tú podrás olvidarte de la organización de todos los juegos.

Fiestas para niños entre ocho y diez años

Con esta edad los niños ya han acudido a muchas fiestas y el formato habitual de las mismas ya no les hace tanta ilusión. Por eso debes pensar en algo diferente que les pueda coger por sorpresa y que atraiga su atención. Puedes comenzar haciendo un diseño de invitaciones distintas que tengan algo que ver con la fiesta que vayas a preparar.

Para esta edad puedes realizar fiestas temáticas de monstruos o de Halloween, una fiesta dance, para la que solo vas a necesitar un espacio adecuado y una buena música,una fiesta de las “olimpiadas”, basada principalmente en la organización de juegos competitivos que les encanta a esta edad, o una fiesta de “pijamas”. En este último caso lo más aconsejable es invitar solo a los amigos más íntimos y fijar unos horarios y unas reglas de juego.

Si tu pequeños tiene alguna afición importante, puedes tenerlo en cuenta para la fiesta, por ejemplo, si le gusta montar a caballo, puedes hacer una excursión con los amigos para que practiquen este deporte, o si es aficionado al fútbol, seguro que le va a hacer mucha ilusión ir a ver un partido.