Exceso de glóbulos rojos en la sangre

Los glóbulos rojos también se conocen como hematíes, que viene de hemo, es decir sangre, de eritros: rojo y de citos: célula y su exceso se conoce como poliglobia o pocitemia. Exceso de glóbulos rojos en la sangre

 

¿Qué son los glóbulos rojos?

En las mujeres la cantidad normal de glóbulos rojos está en 5.300.000 y en los hombres en 5.900.000 y se detectan a través de diversos análisis de sangre, aunque en ocasiones la cifra que suele aparecer en ellos no es correcta porque puede suceder que haya menos líquido en la sangre por lo que dichos glóbulos se encuentran más concentrados y se detectan en mayor cantidad. El motivo puede ser una deshidratación por grandes sudores o por diarreas, entre otros. Otra forme para poder valorar la cantidad que tenemos de glóbulos rojos, es calculando la proporción del volumen que los glóbulos rojos ocupan en la sangre. En las mujeres no suele sobrepasar el 47% y en los hombres el 54%, pero en este caso, también puede depender la cantidad de plasma.

Dentro de los glóbulos rojos existe una sustancia conocida como hemoglobina y que es la encargada de captar el oxígeno existente en los pulmones y transportarlo hacia las células. Para que la cantidad de estos glóbulos sea la correcta dependiendo de las necesidades de cada organismo, existe una hormona que recibe el nombre de eritropoyetina y que estimula la formación de éstos. Esta hormona se segrega en gran parte en los riñones y en el hígado.

El exceso de los glóbulos rojos se puede deber a un aumento de esta hormona que necesita compensar una falta de oxígeno y que es común entre las personas que viven en las montañas, ya que se encuentran a menos presión, por defectos congénitos en el corazón que promueven que la sangre de las venas se mezcle con la arterial, por padecer algún tipo de enfermedad respiratoria o por algún tipo de anomalías en la hemoglobina debido a tóxicos, como el tabaco o por una deficiencia heredada.

También puede suceder que esta hormona aumente por algún tipo de tumor, sobre todo si se encuentra en el hígado, en los ovarios, en el cerebelo o en los riñones.

Síntomas de un exceso de glóbulos rojos

Los signos más habituales de padecer un exceso de glóbulos rojos son vértigos, dolores de cabeza y rubicundez en la cara. Si el exceso de dichos glóbulos se debe a una policitemia vera, es decir una enfermedad producida por una alteración genética de aquellas células que los crean en la médula ósea, es normal que se sufra de una visión borrosa, picores y hemorragias por la nariz a la vez que aumentan también las plaquetas y los glóbulos blancos. Si el motivo es un aumento de la eritropoyetina, puede suceder que los síntomas pasen desapercibidos y nada más que se descubra a través de un análisis de sangre.

Una de las complicaciones más frecuentes es la de sufrir una trombosis que se produce debido a que el exceso de los glóbulos rojos espesa la sangre y se puede producir una coagulación dentro de los vasos sanguíneos. En el caso de padecer pocitemia vera, existe un 5% de riesgo de que se llegue a desarrollar una leucemia.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*