El bebé comienza a comer cereales

La lactancia materna es recomendada por la Organización Mundial de la Salud hasta que el bebé cumple los seis meses. A partir de esa edad pueden ya incorporarse alimentos sólidos siendo ideales los biberones con el agregado de cereales. El bebé comienza a comer cereales

Esta es una de las opciones más frecuentes para ir introduciendo de forma gradual alimentos sólidos en la dieta del niño. Algunos especialistas opinan sin embargo, que puede mantenerse la lactancia materna hasta el año y fundamento esto en que los cereales no alimentan más que la leche de la madre.

Inclusive se ha demostrado que los bebés no duermen más o mejor por comer cereales en la última toma de la noche. De todas formas y antes de comenzar a introducir cereales en la dieta es conveniente consultarlo con el pediatra ya que no todos los niños están preparados a la misma edad para consumirlos.

Por otra parte la leche materna o la de fórmula aportan al niño las calorías y nutrientes que necesita en esa etapa del crecimiento.

La consulta al médico se hace necesaria sobre todo porque el sistema digestivo del bebé es muy sensible y no se encuentra preparado de inmediato para recibir alimentos sólidos, que podrían causarle una reacción alérgica.

Sin embargo, la mayoría de los bebés se encuentran preparados y en condiciones de alimentarse con sólidos cuando han alcanzado el doble del peso que tuvieron al nacer, pesando aproximadamente a los 5 o 6 meses unos 7 kilos.

Lo más recomendable es comenzar con cereal de arroz, que no contiene gluten y por lo tanto se corre menos riesgo de provocar una alergia. La rutina será primero darle el pecho o biberón y luego ofrecerle unas dos cucharaditas de papilla preparada con cereales mezclados con leche materna o de fórmula, logrando un consistencia semilíquida.

Utilizar siempre una cuchara pequeña y de punta blanda, ésta se encuentra en el mercado y han sido especialmente diseñadas para no dañar las encías del bebé.

En un principio el bebé no comerá mucha cantidad de cereal ya que no está acostumbrado al sabor y a esta nueva experiencia, pero con el tiempo se irá acostumbrando inclusive le llevará un tiempo el aprender a tragar el alimento, es por ello que lo mantendrá un tiempo en la boca.

Una vez que el bebé comienza a acostumbrarse con su nueva dieta ya estará preparado para ingerir unas cuantas cucharadas de cereal diariamente.

A medida que la cantidad va tornándose mayor será posible espesar más la preparación con el agregado de mayor cantidad de cereales, añadiendo así una comida más por día. que tome sea mayor, puedes espesar cada vez más el cereal y añadir una comida más por día.

Cuando el bebé ya ha incorporado los cereales con leche a su dieta nada impide que siga tomando leche materna o de fórmula hasta llegar al año de vida, ya que ambos alimentos le proporcionarán vitaminas, hierro y las proteínas necesarias.

Una vez pasada esta etapa la alimentación serán mucho más sencilla de realizar ya que el pequeño habrá aprendido el hábito de comer alimentos sólidos.

Foto Vía: bebesymas

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*