Educación

Estrategias para enseñar a leer

Leer es una actividad importante en la vida de todas las personas, siendo fundamental para el área del aprendizaje. Es importante que los niños aprendan el gusto por la lectura, y especialmente a absorber lo leído en los libros. Por eso aquí se presentan algunas estrategias eficaces.

Con la actual invasión de la tecnología, la lectura se ha extendido a medios electrónicos como la computadora, la televisión y los teléfonos móviles. Pero por suerte los libros aún existen y no se los ha hecho desaparecer. Lo cual es importante ya que la lectura es un hábito muy fructífero para el desarrollo y aprendizaje de las personas, especialmente los niños. Por ello, aquí se pueden encontrar algunas estrategias para generar el hábito de la lectura en los más pequeños.

Enseñar de forma efectiva partiendo de la fonética
 

Para comenzar se debe conocer relativamente bien el idioma, para eso es muy importante la fonética. Esto ayuda a conectar las letras y los grupos de ellas con los sonidos que las representan, además facilita el aprendizaje de nuevas palabras. Por eso es necesario inculcar a los hijos un buen vocabulario en sus primeros años de vida. 
La enseñanza de la lectura comienza con la emisión de sonidos, y los niños aprenden a leer textos simples aún antes de terminar su aprendizaje fonético. La enseñanza de composición de oraciones, frases, la pronunciación de las palabras, el deletreo y la puntuación gramatical preceden al aprendizaje fonético. Si en estas instancias de aprendizaje se les alienta el amor a la lectura, seguramente responderán de forma positiva a este recurso tan importante. 
Muchas personas, aún adultas, no logran comprender correctamente lo que leen. Pero si los estudiantes son correctamente orientados desde una temprana edad, les resultará mucho más fácil conseguirlo. Finalmente podrán resumir, sintetizar y tomar la idea principal de lo que están leyendo sin ningún problema. 

Estrategia de representación visual 

Si el libro que se le entrega al niño contiene muchas ilustraciones, será mucho más atrayente para él. Ellos suelen comprender mejor las cosas cuando tienen representaciones gráficas que acompañan el texto, de manera que recordarán mucho mejor algo de lo que no solo han leído, sino que también han visto. Esto se debe a que resulta mucho más fácil para el cerebro retener imágenes que ideas escritas, por lo que es un buen método para utilizar en niños pequeños. 
Además el hecho de que un libro contenga ilustraciones ayuda a hacer una representación mental de lo que se está leyendo, ya que se parte de una imagen que se está viendo. Libros con diagramas, storyboards, cadenas de eventos u otras tablas, hacen que la lectura sea más interesante, atrayente y fácil. Es bueno utilizar esta estrategia para comenzar e ir incorporando paulatinamente libros con cada vez menos ilustraciones. 

Estrategia top-down 

Este método consiste en dividir la lectura en secciones y sub-secciones. Esto permitirá que el niño se concentre mejor en cada texto que lee. El objetivo de ésta estrategia es reducir el proceso completo a elementos específicos y básicos. La comprensión en una edad temprana mejora mucho si por ejemplo se divide un texto en capítulos, párrafos o frases mas cortas. Además, esto permite ubicar cuales son las partes más difíciles de la lectura, lo cual ayuda a superarlas con mayor facilidad. En muchos casos los niños encuentran la lectura más interesante si pueden comprenderla mejor y eso los motiva o alienta a continuar leyendo.

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Connect with Facebook
Nombre (requerido)
eMail (no será publicado) (requerido)
Web (ejem: http://www.guiaparapadres.com)