Comportamiento

Madres Castrantes

Las más siempre tendrán una preocupación por sus hijos para que estén bien y se realicen como personas, pero hay un grupo que toma las cosas son exageración y en vez de cuidar, sobreprotegen y llevan a sus hijos a un nivel de desesperación que los hace perder su proyecto de vida y se convierten en un ser dependiente de sus madres.

Una madre siempre estará pendiente de su hijo a pesar de los años, de que sea independiente y hasta casado pero entiende que no es un niño y que su cuidado debe tener ciertos límites, pues no hay que confundir preocupación con encierro, dominio y tiranía. Pero hay excepciones que si llegan a estos límites y se conocer como madres castrantes.Estas mujeres son las que impiden o anulan la autoridad paterna y de una u otra maneja influencia negativamente la educación de los hijos. 

Pueden presentas dos personalidades, una hacia el resto del mundo para quienes se reflejan como un ogro que domina, manipula y maneja a su antojo la vida de los hijos pero para estos últimos se presentan como una madre amorosa, dedicada, preocupada y noble, que buscan servirles y llegan a hacer grandes sacrificios para verlos felices. Lo que esto genera en los hijos es una unión más fuerte delo normal en donde no se piensa en una autonomía o independencia, por el contrario la mamá se hace tan necesaria así como sus cuidados que no es importante el resto de las personas ya sea padre o hermanos y mucho menos sus opiniones o consejos. 

La necesidad también es para las madres que buscan que sus hijos estén siempre a su lado y no les afecta que tengan enfermedades de gravedad pues piensan que ellas lograran curarlos pero lo esencial es que no los separen, también pueden cuidar sus temores que tuvieron de niños y por más que tengan 30 años pueden acostarlos con ellas tantas veces como deseen como cuando eran pequeños.El problema es que son tan obsesivas que anulan cualquier proyecto de vida que tengan ya sea relacionado con lo laboral, lo sentimental, lo económico o lo social, pues no puede tener una vida diferente a estar en casa o trabajando en algo que le guste a ella, pero siempre pidiendo permiso y si en algún momento tienen hijos, toman un papel de madre en vez de abuela y empiezan a diseñar la vida de los niños de la misma manera que sucedió con los hijos. 

Muchos hijos se dan cuenta a veces tarde a veces temprano del problema que tienen y no solo ellos sino sus madres y empiezan una terapia para poder asumirlo sobre todo mentalmente pero en ocasiones gana más el amor por su madre y el no generar un sentimiento de culpa y deciden seguir sus ordenes que se basan en el abandono del tratamiento pues piensan que no necesitan cura de nada porque no tienen enfermedades, pero son ellas mismas quienes las producen. A veces lo que produce este comportamiento en las madres es el temor de pensar que se quedaran solas cuando sean adultas mayores y que no habrá nadie que cuide de ellas sobre todo para las enfermedades y además como una solución que asegure que no van a ser enviadas a un ancianato u hogar geriátrico.  Los resultantes de todo esto al final pueden terminar en alteraciones mentales en los hijos por la sobreprotección de sus madres y la desautorización a sus padres.

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Connect with Facebook
Nombre (requerido)
eMail (no será publicado) (requerido)
Web (ejem: http://www.guiaparapadres.com)